Cocinar en Microondas

¡Te sorprenderás de todo lo que puedes cocinar en el microondas!

El microondas no sólo sirve para calentar bebidas y recalentar la comida, con él podrás cocinar casi cualquier tipo de alimento, si cumples los tiempos de cocción adecuados, utilizas los envases o estuches adecuados y artículos imprescindibles y sigues una serie de consejos básicos. Podrás cocinar verduras, arroz, carnes, pescados, postres y mucho más!.

Beneficios

Rapidez

Si no dispones de mucho tiempo para cocinar, con el microondas podrás ahorrar minutos de preparación, cocción y limpieza.

Sencillez

Sólo necesitarás de un envase o estuche adecuado para cocción en microondas, ajustar la potencia y el tiempo de cocción según el alimento que deseas cocinar. Olvídate de sartenes, ollas, salpicaduras de aceite, malos olores y docenas de utensilios innecesarios.

Limpieza

Al tener que usar menos artículos y utensilios para cocinar, tendrás que lavar menos y tu cocina siempre se mantendrá limpia y libre de malos olores.

Versatilidad

Con el microondas podrás cocinar casi cualquier tipo de alimento, incluyendo verduras, hortalizas, ternera, pollo, pescados, arroz, setas, hongos, bizcochos y mucho más, siempre que respetes los tiempos de cocción y utilices un envase o estuche adecuado.

Sano y sabroso

La cocina al vapor en el microondas, permite mantener el sabor natural de los alimentos, evita el exceso de cocción y mantiene las propiedades nutritivas de los alimentos, siempre que sigamos algunos consejos prácticos y respetemos los tiempos de cocción recomendados para cada alimento.

Ahorro energético

Al cocinar en el microondas podrás regular con mayor precisión la cantidad de energía que usas, definiendo con exactitud la potencia y el tiempo de cocción. Además, la mayoría de los alimentos se cocinan de forma más rápida que en el cocinado tradicional, por lo que ahorrarás en vatios consumidos por unidad de tiempo.

Seguro

Según la OMS, "Los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional".
Fuente: http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/info_microwaves/es/

Consejos prácticos

Respeta los tiempos de cocción

Cada alimento posee un tiempo de cocción definido, con el que se evita el sobrecalentamiento, la pérdida de nutrientes y la creación de moléculas nocivas que se producen al quemar los alimentos.

Utiliza sólo envases y estuches aptos para cocción en microondas

Los envases de plástico que no son aptos para cocción en microondas, pueden derretirse y además desprender partículas y compuestos nocivos para la salud, es por ello que sólo debes usar envases y estuches aptos para la cocción en microondas.

Mezcla los alimentos en la mitad de la cocción

Mezclar o remover los alimentos en la mitad del tiempo de cocción, ayuda a que se las microondas penetren los alimentos de forma uniforme y se garantice la cocción de todos los alimentos.

Cocina los alimentos en piezas pequeñas o poco gruesas

Las microondas atraviesan con dificultad piezas muy grandes o muy gruesas, por lo que es preferible introducir alimentos en piezas pequeñas y en el caso de carnes y pescados, realizar cortes que no superen un dedo de grosor.

Protege tus manos al sacar los alimentos

Al igual que la cocción en un horno tradicional, los envases y alimentos que se cocinen en el microondas estarán muy calientes, por lo que es importante que protejas tus manos al retirarlos para evitar quemaduras.

Mantén limpio tu microondas

Limpia con regularidad tu microondas, para evitar la proliferación de bacterias, hongos y otros pátogenos. Si utilizas compuestos químicos para limpiar el interior del microondas, recuerda siempre realizar productos aptos para la limpieza de cocinas y electrodomésticos y evita que queden restos del producto.

Conoce tu microondas

Los microondas pueden tener importantes variaciones técnicas entre modelos y en algunos casos los alimentos pueden quedar crudos o excesivamente cocinados, incluso siguiendo los tiempos y potencia recomendados. Es por ello, que te recomendamos leer bien las instrucciones del fabricante y realizar varias pruebas de cocción.

¡No uses envases de metal!

Una de las reglas más importantes a la hora de cocinar en el microondas, es NO utilizar envases, utensilio, platos (incluyendo platos que tengan detalles en metal como oro y plata) o cualquier otro elemento que contenga metal, ya que podría causar daños al microondas y también lesionarte de forma grave.

Evita recalentar alimentos varias veces

Recalentar los alimentos más de una vez, altera sus propiedades nutritivas y su sabor.

Imprescindibles

Envase o estuche apto para microondas

Es imprescindible que dispongas de un envase o estuche adecuado para cocción en microondas, los cuales generalmente están identificados como tal y están compuestos de silicona platino o de vidrio resistente al calor que son seguros para el contacto con alimentos y no se descomponen con el calor. Algunos polímeros y plásticos, contienen partículas nocivas como el Bisfenol-A que pueden transferirise a los alimentos durante la cocción y causar importantes problemas de salud.

Microondas con temporizador y selector de potencia

Es obvio que también necesitarás de un equipo de microondas para poder realizar la cocción de los alimentos. Existen muchos tipos de microondas, pero es importante que el aparato disponga de un temporizador preciso y de un selector de potencia, ya que estos dos factores son fundamentales para garantizar una cocción adecuada de los alimentos. Es además muy importante que leas las instrucciones del fabricante, para conocer los vatios reales de potencia, el mantenimiento y las precauciones que deben tenerse al usar el aparato.

Recetas básicas